PGC 8

Capítulo 8: Dentro de los aposentos nupciales.

La novia había cruzado el umbral, pero sin un novio, ¿cómo podría hacer las tres reverencias tradicionales? La niñera Wang escuchó las órdenes de la Gran Concubina Yi y la envió a los aposentos nupciales.

«¿Es realmente tan hermosa?», preguntó la Gran Concubina Yi, su rostro lleno de dudas.

«¡Gran Concubina Imperial, su sirviente lo vio con sus propios ojos! ¡Es la verdad absoluta! ¡No sé de dónde vinieron estos rumores infundados para llamar a semejante belleza una bruja fea!».

«¡Imposible!». Gran Concubina Yi se sentó erguida. «La he visto cuando era pequeña, ¡tenía una gran cicatriz en el lado derecho de su cara!».

«Gran Concubina Imperial, podrá ver a la novia cuando venga a presentar sus respetos mañana. ¿Cómo podría su sirviente atreverse a engañarla? La familia Han es reconocida por sus habilidades médicas, así que tal vez finalmente la han curado». La niñera Wang sólo pudo intentar explicar las cosas de esta manera.

Gran Concubina Yi agitó impacientemente su mano, otorgándole a la niñera Wang algo de dinero antes de dejarla ir.

«Mufei, ¡estas son buenas noticias! Es mejor si ella se ve bonita, o de lo contrario hubiésemos perdido dignidad completamente por el Duque de Qin al dejarla entrar hoy, incluso si la emperatriz viuda forzó la mano de hermano mayor. ¿No es mejor que ella no nos haya avergonzado?», pió Murong Wanru alegremente.

Gran Concubina Yi se sintió un poco apaciguada por el hecho de que Han Yunxi era hermosa, pero escuchar las palabras ‘emperatriz viuda’ la puso de nuevo de mal humor. Ella respondió fríamente: «La emperatriz viuda forzó a la hija de su salvavidas sobre mi hijo. ¿Qué más podría ser, si no es humillación? ¿Y qué si ella es hermosa?».

Murong Wanru no tuvo más opción que soltar un suspiro. «Aye, si su madre no hubiera salvado a la emperatriz en aquel entonces, entonces ahora…».

Murong Wanru no tuvo que terminar la oración, pero hasta un idiota sabía que, si ese incidente no hubiera sucedido, incluso el destino del emperador actual podría haber cambiado. La madre de Han Yunxi salvó la vida de la emperatriz viuda en aquel entonces, cambiando las vidas de una generación entera.

«Suficiente de eso, yo no codicio esa posición. Ya estoy bastante satisfecha con Feiye como hijo. Puedes retirarte ahora», dijo Gran Concubina Yi mientras frotaba su frente.

«Sí, Wanru dijo demasiado». Murong Wanru se retiró dócilmente. Tan pronto como salió por la puerta, se dirigió hacia el Jardín Hibisco del Duque de Qin, pero se detuvo justo antes de la entrada.

Tenía muy claro que los aposentos privados de Long Feiye estaban más allá de la puerta y que a él le molestaba que otros entraran casualmente en su espacio. Incluso una hermana adoptiva como ella no era excepción. Pero esa Han Yunxi había entrado abiertamente bajo el título de su esposa oficial. Después de pensar un poco, Murong Wanru no pudo evitar apretar sus puños. No pudo evitar reflexionar que Han Yunxi sería expulsada de la casa tan pronto como Long Feiye regresara.

Han Yunxi no tenía idea de las particularidades de este Jardín Hibisco. Al final, terminó sentada en la cama, esperando la mitad del día por nadie. De hecho, se atrevió a levantar el velo nupcial y se puso de pie para desperezarse, antes de decidir quitarse la corona nupcial de fénix. Inmediatamente, sintió como si le hubieran quitado un gran peso de la cabeza, haciendo todo mucho más cómodo.

Lo primero que quería hacer era mirar un espejo porque no tenía idea de cómo lucía para asustar a toda la gente que estaba fuera. El nefasto culpable que había intentado incriminarla con el dardo sigiloso sólo la puso en el centro de atención. Esa persona debe estar muy deprimida ahora, ¿no? Han Yunxi estaba de buen humor mientras se sentó casualmente delante de un espejo, sólo para quedar atónita por su propio reflejo.

Su reflejo era similar en espíritu a su propia cara, pero la forma, el color de la piel y los rasgos eran mucho más atractivos. El lindo aspecto del cuerpo original, combinado con el encanto innato propio de Han Yunxi, realmente combinaba lo mejor de la belleza interior y exterior para crear una vista deslumbrante.

Han Yunxi acarició suavemente su mejilla derecha, donde no había ni siquiera rastro de la vieja cicatriz. Era como si nunca hubiera existido en primer lugar. No pudo evitar pensar que este rostro era al menos digno de un Duque de Qin. Ese hombre todavía no había aparecido, entonces, ¿quién sabía cómo él lucía?

Se puso de pie y dio una vuelta en círculo antes de descubrir que estas habitaciones eran inusualmente grandes. La alcoba no formaba parte de las habitaciones principales, sino que estaba separada de ellas por una capa gruesa y pesada de cortinas. Más allá de las cortinas había un espacio aún más grande, con una fuente termal techada a la derecha y un estudio a la izquierda. Justo enfrente de ella había un largo y sereno corredor flanqueado por dos filas de pilares que conducían directamente a la puerta principal. Era mejor decir que esto no era un dormitorio, sino un aposento equivalente al de un emperador y una emperatriz.

«¡Tan excesivamente extravagante!». Han Yunxi fue a dar una caminata, sintiendo sus piernas doler cuando finalmente regresó. ¿Las familias ricas e influyentes no tenían muchos asistentes? Esta casa es tan grande, sin embargo, no hay señales de nadie cerca. Ni siquiera podía encontrar a una persona para preguntar, qué extraño.

Han Yunxi se sentó en la cama, preguntándose si el novio volvería a casa esta noche.


Anterior | Siguiente

 

Noctua’s twig

*A la hora de traducir el nombre del jardín de Feiye*

Hibiscus Courtyard… Jardín de los Hibiscos, Patio del Hibisco, no, patio no… Jardín del Hibisco, Jardín Hibiscus, Atrio del Hibisco, Atrio de los Hibiscos, Jardín de Hibiscos o Atrio de Hibiscos… *murmura rápidamente* ¡Me rindo! Por lo menos dele un nombre más imponente, Su Señoría, ¡qué tanto jardín de amapolas o rosas chinas! *le lanza con el diccionario*.

Anuncios

1 comentario en “PGC 8”

Comentarios

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s