PGC 7

Capítulo 7: ¿La belleza de quién puede causar la caída de un país?

Las dos hileras de músicos no se atrevieron a demorar, y rápidamente se ordenaron en filas para tocar sus instrumentos. Gongs, tambores, flautas verticales y suona resonaron con desbordante alegría en celebración. Han Yunxi levantó su mano, y la niñera Wang corrió apresuradamente a su lado. La novia ya había dejado el sedán nupcial. Con todo el mundo mirando, si ella no la apoyaba, entonces estaría errada.

Por lo tanto, ante la apariencia boquiabierta de cientos, Han Yunxi enderezó su espalda y subió paso a paso a la puerta del Duque de Qin, cada movimiento lleno de gracia. Ese día, toda la elegancia y esplendor fueron tomados por ella como un honor que nadie más podría tocar.

Esto llevó a muchas personas a olvidar que ella era originalmente una mujer fea.

¿Quién diría que después de que Han Yunxi descendiera en el último escalón y se detuviera, un dardo volador zumbaría por su cara, tirando su velo nupcial al suelo?

«Ah… ¡hay un asesino! ¡Un asesino!». La niñera Wang gritó agudamente, liberando a Han Yunxi para huir. Pero accidentalmente tropezó y cayó escaleras abajo.

Inmediatamente, guardias aparecieron de ambos lados de la residencia del duque, buscando alrededor sin encontrar al culpable. Un largo tiempo pasó, pero nada más sucedió después de que el dardo volador apareciera. La multitud estaba conmocionada. Han Yunxi también estaba asustada, su corazón martillando en su pecho. Ella podía tratar venenos, pero no sabía artes marciales. Recién, ese dardo había errado su cabeza por unos centímetros, ¡qué aterrador!

Un guardia tomó la iniciativa para recoger el velo nupcial y examinar el dardo volador, antes de entregar el arma a alguien más para que se encargara.

«Señorita Han, aquí». El jefe de los guardias personalmente le devolvió el velo.

Han Yunxi palmeó su corazón para calmarse antes de girarse a recibirlo. «Gracias».

¿Quién diría que tan pronto como ella se volteara, el jefe de los guardias repentinamente abriría los ojos y gritaría ‘ah’ sorprendido, retrocediendo aterrorizado unos cuantos pasos?

El tumor venenoso había desaparecido, pero ¿seguía ella siendo muy fea? La alarmada reacción del jefe de los guardias hirió levemente a Han Yunxi.

Pero si ese era el caso, entonces simplemente permanecería fea. Ella siempre había dependido de sus manos para ganarse la vida, no de su rostro. De espaldas a la multitud, se preparó mentalmente antes de girar con confianza, extendiendo el velo nupcial. «Niñera Wang, todo está bien ahora. Puedes subir».

¿Quién hubiera dicho que este único giro provocaría que toda la multitud aspirara un aliento frío? El agudo chillido de la niñera Wang fue incluso más fuerte que el anterior. «Tú… tú… cómo es que, ah…».

Han Yunxi no tenía idea de que al mirar atrás había revelado a una belleza devastadora bajo los Cielos, dotada de elegancia y brillantez intelectual. Ella sólo escuchó a alguien en la muchedumbre gritar repentinamente: «¡Demasiado hermosa! ¿De verdad eres Han Yunxi?».

¿Hermosa? Antes de que ella pudiera procesar las palabras, un revuelo se desató.

«¿No estaba dicho que Han Yunxi era una mujer fea? ¿Qué sucedió?».

«Los rumores arruinan a una persona, ¡ah! ¡Han Yunxi, eres incluso más hermosa que la principal belleza de Tianning!».

«¿Sabe Su Excelencia el duque? ¡Uno no puede creer acusaciones infundadas!».

En un momento, todo tipo de voces se manifestaron. Incluso los miembros de la familia Han no podían creerlo y se preguntaban si alguien había sustituido a Han Yunxi. Pero sólo bloqueando la mitad de su rostro, podían afirmar que esta chica era autentica. Uno sólo podía decir que la belleza incomparable de Han Yunxi había estado escondida demasiado tiempo por el tumor venenoso, por lo que su repentina aparición hoy había aturdido a todas las masas.

El caos reinaba ante la puerta principal hasta que el ruido llegó al salón principal. Gran Concubina Yi y Murong Wanru se sorprendieron después de escuchar los informes de los sirvientes. Sintiéndose como si caminaran sobre ascuas, la pareja no pudo evitar correr afuera y ver por sí mismas. Para entonces, la niñera Wang había reemplazado el velo nupcial en la cabeza de Han Yunxi y la había guiado pasando el otro lado del umbral. A pesar de que la nueva novia había entrado, la multitud todavía estaba exclamando sobre su belleza. Incluso habían olvidado el asunto de sus apuestas.

Entre la multitud se encontraba una hermosa mujer vestida con ropas nuevas y llamativas, usando todas sus fuerzas para arrastrar al hombre que estaba a su lado.

«Hermano mayor, ¡definitivamente hay un problema con la cara de Han Yunxi! Le he echado un vistazo antes y era absolutamente abominable. ¡Casi quería vomitar!».

Esta mujer no era otra que la tercera hija del General Mu del País de Tianning, Mu Liuyue (1). El hombre junto a ella era un joven general con una gran reputación en Tianning, llamado Mu Qingwu (2). Él era un joven apuesto con una marcada silueta, una figura estable y profunda. A pesar de que hoy no llevaba puesta una armadura, todavía tenía la poderosa aura de un comandante en jefe en él, y sus brillantes, penetrantes ojos resplandecían con una luz de honestidad. El dardo de antes había sido disparado por Mu Liuyue. Ella era una de las firmes admiradoras del Duque de Qin, y como todas sus admiradoras, les desagradaba particularmente Han Yunxi. Su intención original era humillar a la mujer en público, pero ¿quién diría que en su lugar acabaría ayudándola?

Irritado por las quejas de su hermana, Mu Qingwu agarró la muñeca de Liuyue y habló en un tono severo. «¿Es este un lugar para que actúes tan salvajemente? ¡Date prisa y vete a casa!».

Él no había estado interesado en los acontecimientos aquí, pero el coraje de la nueva novia lo llevó a permanecer para echar un vistazo. ¿Quién diría que todavía había alguien con audacia en esta capital llena de cobardes sin fuerza de voluntad –y una mujer, sobre todo?

Mu Liuyue estaba acostumbrada a los rudos modales de su hermano y lo agarró de las manos, actuando como una niña mimado. «¡Hermano mayor! Definitivamente hay algo malo con esa mujer».

«¡Incluso si tiene problemas, no es asunto tuyo! ¡Vete a casa!», ordenó Mu Qingwu.

«¡No existe un lenguaje común contigo!». Mu Liuyue frunció sus labios, pero era demasiado perezosa para decir algo más. Ella decidió que necesitaba encontrar algunos ayudantes más e investigar si esta Han Yunxi era falsa.

 


[1] Mu Liuyue (杨 琉) —Mu es un apellido que significa “solemne, reverente”, liu es un carácter que se encuentra en “琉璃” (liu li), o vidrio de cerámica, y yue es “luna”.

[2] Mu Qingwu (穆清武) —Qing se refiere a “claro, tranquilo, justo y honesto, puro”, mientras que wu significa “militar, marcial, valiente, feroz”.


Anterior | Siguiente

 

Noctua’s twig

¡Esta semana intentaré subir capítulos todos los días! ( ̄∇ ̄)v

Anuncios

Comentarios

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s