PGC 5

Capítulo 5: Una alarma familiar.

Los cielos habían oscurecido, pero Han Yunxi todavía estaba profundamente dormida. Dios sabe cuán cansado estaba este cuerpo. A pesar de esto, ella escuchó un familiar dootdootdoot, dootdootdoot desde la profundidad de su conciencia. Por instinto, ella abrió sus ojos. ¿No era este ruido la señal de alarma del nuevo sistema de desintoxicación del Hospital Lingyun?

En un esfuerzo por mantenerla como empleada, el Hospital Lingyun utilizó grandes cantidades de fondos para investigar y desarrollar un sistema de detección de venenos. Este era el equivalente de una dimensión de bolsillo inteligente donde ella podía almacenar ingredientes de antídotos y equipos para sus pacientes.

El sistema había sido implantado en los nervios de su cerebro y estaba completamente controlado por su mente. Han Yunxi nunca pensó que su alma transmigrada también se llevaría semejante tesoro. Estaba conmovida. ¡El cielo no se había olvidado de ella!

El “doot”「嘟」de la alarma sonaba como “du” 「毒」, o veneno. Era un recordatorio para Han Yunxi de que había veneno dentro del rango a su alrededor. Ella había estado sospechando si el tumor en su rostro había sido creado por medios tóxicos. Con la alerta del sistema de desintoxicación, estaba segura de que ese era el caso.

Cerrando sus ojos, trató de usar su mente para abrir el sistema de desintoxicación. Ella no esperaba que fuera tan fácil de usar como antes. Sacó unas cuantas agujas de acupuntura y algo de gasa médica de la dimensión contenida mientras revisaba sus suministros. Todavía había muchas agujas de acupuntura e ingredientes medicinales.

Han Yunxi luego echó un vistazo afuera, viendo a todos los demás dormitando a su alrededor. Por el momento, estaba segura de que nadie la molestaría y comenzó a tratar el veneno en su rostro. Originalmente, ella quería recolectar y analizar un poco de sangre del tumor en su sistema de desintoxicación, hasta que reconoció el veneno por el olor.

Esta toxina también se conocía como racimos de uvas, o staphylococcus, un veneno común utilizado en la antigüedad para desfigurar el rostro. Incluso los expertos en veneno con habilidades insignificantes podían disolver el veneno, pero la gran familia médica Han había permitido que su hija sufriera sin que nadie la tratara. ¡Ella debe haber sido envenenada a propósito!

Familia Han, ¿verdad? Ella recordaría este rencor por la dueña original del cuerpo.

Había lógica en no permitir que un médico se tratara a sí mismo. Aunque remover el veneno era fácil, era inconveniente cuando el veneno estaba en su propia cara. Ella sólo podía tantear alrededor en la oscuridad para expeler la sangre venenosa y limpiar sus remanentes, eligiendo y aplicando su propia medicina. Finalmente, se puso una gasa en la cara y terminó todo en una hora.

Después de limpiar sus cosas, Han Yunxi reemplazó el velo nupcial en su cabeza y gritó: «Niñera Wang, tengo hambre. Tráeme un plato de fideos».

La niñera Wang había estado en guardia todo el día. Cuando la residencia del Duque de Qin no envió gente a ahuyentarlos, su instinto reconoció a la persona dentro del carruaje como alguien formidable y no se atrevía a ofender a Han Yunxi otra vez. Inmediatamente, ella corrió a comprar comida.

Un gran tazón de deliciosos y humeantes fideos calientes fue entregado al sedán nupcial, reemplazando por completo su anterior olor a medicina. Han Yunxi despidió a la niñera Wang antes de quitarse el velo de novia y felizmente atiborrarse con los fideos calientes.

Al mismo tiempo, el esposo elegido para Han Yunxi, Long Feiye, el Duque de Qin, yacía de pie sobre un edificio cercano con las manos entrelazadas detrás de su espalda. Se apoyó en un parapeto mientras observaba la escena en la distancia. Su expresión era imposible de discernir, pero su figura era alta, apuesta y tan sublime como una montaña. Con sus túnicas negras, parecía misterioso e imponente, emitiendo un aura de prepotente arrogancia. Desde esta altura, se asemejaba a un respetado dios de la noche, inspeccionando desdeñosamente a la gente común de abajo.

«Duque, hemos hecho investigaciones exhaustivas. La mujer dentro del sedán nupcial es verdaderamente Han Yunxi. La niñera Wang es una de las personas de la Gran Concubina», informó respetuosamente un chambelán vestido de negro.

«¿Cuál es la situación dentro del palacio imperial?». Su voz era profunda y fría.

«Las noticias se han propagado. Muchos están haciendo apuestas privadas sobre si ella pasará a través de las puertas mañana», respondió su guardaespaldas, Chu Xifeng (1).

Solo entonces Long Feiye se dio la vuelta, su apuesto rostro frío, como si estuviese tallado por los dioses. Esa apariencia podía despertar la indignación de hombres y dioses, sin embargo, la luz de la lámpara que brillaba en su rostro no hacía nada para iluminar esos ojos oscuros. Estos eran como estanques congelados de infinita profundidad, un enigma eterno.

«Tu lord(2) también tiene curiosidad por ver si ella entrará», dijo fríamente Long Feiye antes de caminar sobre el aire y dejar atrás la residencia del Duque de Qin.

Chu Xifeng estaba aturdido. Cielos, ¿había escuchado incorrectamente? Incluso el Duque de Qin podía sentir curiosidad, ¿y el objeto de interés era una mujer?

¿El Sol se alzaría del oeste mañana?

 


(1) Chu Xifeng (楚西风) — guardaespaldas del Duque de Qin (Long Feiye). Chu puede significar “distinto, claro, dolor, sufrimiento”; Xifeng es “viento del oeste”.

(2) Tu Lord (本王/benwang) — un pronombre usado generalmente por un wang o wangye (príncipe de primer rango, mayormente hijo o hermano del emperador) para referirse a uno mismo en tercera persona.


Anterior | Siguiente

 

Noctua’s twig

En la versión en inglés, Long Feiye se refiere a sí mismo como ‘your lordship’ (que suena supah macho pecho peludo), que sería algo así como ‘su señoría, milord, su excelencia’, entre otros. Sin embargo, no me convencía ninguno y, desde mi punto de vista, no iba con la personalidad de Feiye. No me lo imaginaba en cada capítulo diciendo “porque tu milord quiere volar así”. De alguna forma le quitaba su esencia… dominante, o parecía que se refería a alguien más, así que al final opté por dejarle ‘benwang’. ¿Qué les parece? ¿O es mejor milord? ¿Sugerencias?

Decidí dejarlo como ‘tu lord’ cuando él se refiere a sí mismo, y como ‘milord’ o ‘Su Excelencia’ cuando los demás se refieren a él. 

Y sí, no es un error de traducción, ellos vuelan (qinggong), ya tu saaaabeh *inserte DinoPitbull aquí*.

Anuncios

Comentarios

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s